15 de junio de 2009

Kirchner versus la prensa

Por Mary Anastasia O'Grady

Tras el colapso económico de 2001-2002 en Argentina, el Congreso le otorgó al poder ejecutivo inmensos poderes aduciendo que las circunstancias requerían medidas extraordinarias por parte del gobierno.

Siete años después, tales facultades siguen vigentes y el Estado domina la economía como dueño y regulador. Argentina ahora enfrenta la amenaza de una mayor consolidación del control ejercido por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a través de medios similares a los empleados por Hugo Chávez. Al igual que en Venezuela, la libertad de expresión y la libertad de prensa son blancos de una mayor represión.

Que esto sirva de lección para cualquier democracia moderna que conceda grandes poderes al gobierno en tiempos de crisis: darle facultades extraordinarias al ejecutivo es fácil; recuperarlas, no lo es.

Las elecciones legislativas tendrán lugar el 28 de junio y las encuestas sugieren que los argentinos son cada vez recelosos de sus líderes. Se espera que el ala del partido peronista de Kirchner, el Frente para la Victoria, sea ampliamente derrotada. Si esto ocurre, la presidenta y su esposo, Néstor Kirchner, quien la precedió en el cargo y quien probablemente aún esté moviendo los hilos políticos tras bastidores, tendrá que enfrentarse a una legislatura menos maleable.

Estas serían buenas noticias para el país. Bajo el autoritarismo de los Kirchner, Argentina ha pasado del capitalismo democrático —por débil que sea— a un sistema controlado por el Estado cada vez más represivo y aislado. Los derechos de protección a la propiedad han sido eviscerados. Los empresarios han sido intimidados a guardar silencio bajo amenazas de investigaciones impositivas y hostigamiento regulatorio por parte del Estado. Matones respaldados por el gobierno atacan empresas que se resisten a la agenda de la presidencia. Los adversarios de Néstor Kirchner lo describen como un Vladimir Putin, pero sin el encanto.

Claramente, gran parte del país está hasta la coronilla con el kirchnerismo. Las promesas de prosperidad hechas sobre la envidia de clase no se han materializado. Los agropecuarios se oponen a los impuestos a las exportaciones de Kirchner. La presidenta ha alienado aún más a los electores de la clase media al confiscar las cuentas de pensiones privadas y subir los impuestos a la propiedad inmobiliaria. Ahora quiere aumentar el impuesto sobre las ventas. Todo esto sucede en una recesión, mientras los economistas privados estiman que la inflación está por encima del 18%.

Sin embargo, incluso si Kirchner perdiera su mayoría en el Congreso en junio, aún quedarían riesgos contra la libertad. Gracias a la decisión del gobierno de adelantar las elecciones, el nuevo Congreso no asumirá hasta dentro de ocho meses, lo que le da a la pareja presidencial una amplia oportunidad para acrecentar su poder. Una población informada, por supuesto, resistiría más medidas antidemocráticas, razón por la cual los Kirchner están intensificando sus esfuerzos para amordazar a la prensa.

Desde sus primeros días como presidente, Kirchner intentó silenciar a los medios críticos al utilizar el presupuesto de publicidad gubernamental para recompensar a quienes lo apoyaban y matar de hambre a los que se atrevían a imprimir críticas. Fue una herramienta efectiva en una economía conectada a un respirador artificial, donde la publicidad se había evaporado.

A medida que se recuperó la economía, esta estrategia comenzó a costar más. En 2008 el gobierno gastó US$100 millones en "publicidad" en los medios, ocho veces más que en 2003. El gobierno canaliza sus avisos hacia los medios con una línea editorial más favorable.

Sin embargo, las voces independientes se mantienen, como la del influyente diario La Nación (que publica artículos de The Wall Street Journal). Sus críticas obviamente le acarrean problemas a los Kirchner. Así que el gobierno ha desenfundado el martillo. El director de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) ha presentado dos demandas criminales contra Bartolomé Mitre, director del diario, y Julio Saguier, presidente de la corporación dueña del matutino.

Son acusados de calumnias por publicar dos editoriales que cuestionan las actividades políticas de la secreta agencia de inteligencia y su director. De alguna forma, ambos casos han terminado en manos del mismo juez —aunque las posibilidades de que esto ocurra son remotas— y éste ha permitido que las causas avancen aunque la Corte Suprema dictaminó el año pasado que las críticas a los funcionarios públicos no pueden motivar acciones civiles o criminales. Algunos han cuestionado si los ejecutivos pueden tener un juicio justo. Si son encontrados culpables, los acusados podrían ser sentenciados a tres años de prisión.

El gobierno también ha elaborado un proyecto de ley de radiodifusión que, si se aprueba, con seguridad parece destinado a aplastar la libertad de los medios. La legislación reservaría sólo un tercio del espectro de radiodifusión para el sector privado; un tercio sería para emisiones de medios estatales y el tercio restante sería para organización no gubernamentales elegidas por el Estado. No está claro cómo se otorgarían las licencias, pero sólo durarían diez años y podrían ser renovadas una vez. Muchas empresas de medios que operan actualmente no serían elegibles para competir. La ley no hace mención alguna a la libertad de prensa y los funcionarios no han solicitado las opiniones del sector.

Los argentinos deberían recordar que la supervivencia de la república requiere de un cuarto poder fuerte. La supervivencia del régimen Kirchner requiere lo opuesto. En los próximos meses uno se impondrá.

1 comentario:

José Alfredo Loredo dijo...

CONSIDERANDO:

El golpe militar de 1876-1910 o la revolución de 1910-1917, no son medios legales para asumir los poderes del Estado, en consecuencia una autoridad que es ilegal, no es autoridad y por tantos sus actos son ineficaces y nulos, así como la constitución de 1917 y los gobiernos que han jurando su observancia.

El Sistema de la DEMOCRACIA que se usa en México no funciona, pues no se ha podido reunir, ni se reunirá jamás por un solo partido, el 50 % + 1 de los sufragios necesarios para tener mayoría y por tanto LEGITIMIDAD.

Por ejemplo para las elecciones 2009 hay 77 millones 481 mil 874 electores registrados, de los cuales un solo partido necesita recaudar 38 millones 937 mil 938 sufragios, los que no se reúnen ni por todos los partidos juntos, cuando mucho alcanzan aproximadamente unos 25 millones. (estar atentos a los resultados).

Las lamentaciones no resuelven el problema, por eso le estoy invitando a que participe como LEGISLADOR CIUDADANO.

Con fundamento en el artículo 39 constitucional el pueblo tiene CAPACIDAD DE LEGISLAR, por eso estamos editando el anteproyecto del texto de la nueva constitución federal y preparando la Asamblea del Pueblo Constituyente 2010.

Puede editar la plataforma del texto correspondiente en su propio sitio Web ó blog, cuya dirección será montada en la página de la Asamblea, cuando Usted lo indique.

Por ejemplo puede visitar el sitio:

http://constituyentecivil-mexico2010.blogspot.com

Se localiza en google con el texto: Constituyente Civil - Capacidad de legislar

También el sitio:

www.tlahui.edu/constitucionc/

AVISO: El 20 de noviembre de 2009 en el municipio de Anenecuilco Estado de Morelos, se realizará una reunión PRE-CONSTITUYENTE para establecer la mecánica de la logística de la Asamblea del Pueblo Constituyente 2010 que fundará en nuevo Estado Mexicano.

Es preciso dejar claro que la edición del nuevo texto constitucional exige transformaciones radicales y no reformas constitucionales.

Por ahora le (s) dejo un fuerte abrazo a la distancia y saludos de:

Alfredo Loredo. Distrito 02 Estado 24

Integrante de la Comisión Ciudadana Provisional de Enlace Parlamentario